Emilie

de

Villeneuve

Santa

Carousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel image

Emilie de Villeneuve: Petición de canonización al Santo Padre

Beata-Emilie-Pedido-Papa.flv

- El Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos pide la canonización de las cuatro religiosas:

  • sor Mariam Baouardy

  • María Alfonsina Danil Ghattas (primeras santas palestinas)

  • la francesa Jeanne Emilie de Villeneuve

  • la italiana María Cristina de la Inmaculada Brando.

- A continuación el texto extraido del LIBRETO DE LA CANONIZACÍON de la Beata Jeanne Emilia de Villeneuve:

Jeanne Emilia de Villeneuve nació en Toulouse el 9 de Marzo de 1811, fue la tercera hija del conde Jean Baptiste M. Louis de Villeneuve, y de Jeanne Gabrielle Rosalie d’Avessens. Fue bautizada el 11 de marzo. Emilie se crió en un ambiente de profunda fe; fuerte sentido del deber y responsabilidad, de apertura a las necesidades de los demás fueron inculcado desde los primeros años. La formación que le dio su madre, el trabajo de su padre, que dirigía el trabajo agrícola en la finca, en proximidad de Hauterive en Castres, donde comenzó a desarrollarse la industria causando miseria y graves inconvenientes a las familias, todo condujo a abrir su mente a su futura misión: acercarse ha ayudar en la pobreza material y espiritual.

En 1836, se dio cuenta de su profundo deseo de total consagración a Dios y a los hermanos. El ambiente de su misión, fue en un primer momento, su ciudad. Pronunciado los votos religiosos, precisó su elección y todas sus energías para la salvación de las almas pobres. Emilie puso la nueva Congregación bajo la protección de la Inmaculada. El proyecto de fundación en los países de misión se convirtió en una realidad en Diciembre de 1847.

La aspiración fundamental de Emilie fue la de trabajar por la salvación de los pobres y necesitados, esta se materializó el 22 de Julio de 1846, cuando la Beata abrió el primer Refugio en Castres.

Durante el Capítulo General, el 6 de Septiembre de 1853, la Beata solicitó y obtuvo, no sin dificultad, para ser reemplazado en el cargo de Superiora General.

A finales de Agosto de 1854 la epidemia de cólera, que ya se encontraba en Francia, hizo su primera aparición en Castres. La Beata se enfrentó con las armas de todos los tiempos: la oración y la caridad. El 27 de Septiembre, la Beata fue alcanzada por los primeros síntomas de la enfermedad que llevaron a su muerte el 2 de Octubre. Ella fue la última víctima de la enfermedad en Castres.

El rito de beatificación se celebró en Castres el 5 de Julio 2009.

- Para ver la Ceremonia de Canonización del domingo de la Ascensión del Señor, donde se canoniza entre las nuevas 4 santas a Jeanne Emilie de Villeneuve INGRESE AQUÍ.

Emilie de Villeneuve: Procesión con las reliquias de la Santa

Reliquias-Emilie-Procesion.flv

La procesión con las reliquias de la Santa son colocadas ante el altar y así podrán ser veneraradas y posteriormente serán inciensada por el diácono.

- Para ver la Ceremonia de Canonización del domingo de la Ascensión del Señor, donde se canoniza entre las nuevas 4 santas a Jeanne Emilie de Villeneuve INGRESE AQUÍ.

Emilie de Villeneuve: Solemne fórmula de Canonización

Beata-Emilie-Canonizacion.flv

El Santo Padre pronuncia la fórmula solemne de la canonización, que es la siguiente:

“Ad honorem Sanctae et Individuae Trinitatis, ad exaltationem fidei catholicae et vitae christianae incrementum, auctoritate Domini nostri Iesu Christi, beatorum Apostolorum Petri et Pauli ac Nostra, matura deliberatione praehabita et divina ope saepius implorata, ac de plurimorum Fratrum Nostrorum consilio, Beatas GIOVANNA EMILIA DE VILLENEUVE, MARIA CRISTINA DELL’IMMACOLATA CONCEZIONE, MARIA ALFONSINA DANIL GHATTAS et MARIA DI GESU CROCIFISSO BAOUARDY Sanctas esse decernimus et definimus, ac Sanctorum Catalogo adscribimus, statuentes eum in universa Ecclesia inter Sanctos pia devotione recoli debere. In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti.”

Su traducción es esta:

“En honor a la Santísima Trinidad ,
para exaltación de la fe católica 
y crecimiento de la vida cristiana,
 con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, 
de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo 
y la Nuestra, 
después de haber reflexionado largamente, 
invocando muchas veces la ayuda divina
 y oído el parecer
de numerosos hermanos en el episcopado,
 declaramos y definimos Santas
 a las BeatasGIOVANNA EMILIA DE VILLENEUVE, MARIA CRISTINA DELL’IMMACOLATA CONCEZIONE, MARIA ALFONSINA DANIL GHATTAS y MARIA DI GESU CROCIFISSO BAOUARDY 
y las inscribimos en el Catálogo de los Santos 
y establecemos que en toda la Iglesia 
sean devotamente honrados entre los Santos.
 En el nombre del Padre y del Hijo
y del Espíritu Santo.”

- Para ver la Ceremonia de Canonización del domingo de la Ascensión del Señor, donde se canoniza entre las nuevas 4 santas a Jeanne Emilie de Villeneuve INGRESE AQUÍ.

Emilie de Villeneuve: El Santo Padre en su homilia menciona el amor de la Santa

Homilia-Papa-Francisco.flv

"Los Hechos de los Apóstoles nos presentan a la Iglesia naciente en el momento en el que elije a quien Dios ha llamado a tomar el lugar de Judas en el Colegio Apostólico. No se trata de tomar un cargo sino un servicio. De hecho Matías, sobre quien la elección recayó, recibe una misión que Pedro define así: "Es necesario que alguien [...] se vuelva junto con nosotros, testigo de su resurrección" - la resurrección de Cristo (Hechos 1: 21-22).

Con estas palabras él resume lo que significa ser parte de los Doce: significa ser testigo de la resurrección de Jesús. El hecho de que diga "con nosotros" hace entender que la misión de proclamar a Cristo resucitado no es una tarea individual: sino que es vivir como una comunidad, con el colegio apostólico y con la comunidad.

Los Apóstoles tuvieron la experiencia directa y maravillosa resurrección; son testigos oculares de este evento. Gracias a su testimonio creíble muchos creyeron; y de la fe en Cristo resucitado nacieron y nacen continuamente comunidades cristianas.

También nosotros, hoy basamos nuestra fe en la resurrección del Señor de la que dieron testimonio los Apóstoles, el cual nos llegó por la misión de la Iglesia. Nuestra fe está sólidamente ligada a su testimonio como a una cadena ininterrumpida que se ha ampliado durante los siglos, no sólo por los sucesores de los Apóstoles, sino por generaciones y generaciones de cristianos.

A imitación de los Apóstoles, de hecho, todo discípulo de Cristo está llamado a ser testigo de su resurrección, especialmente en los ambientes humanos donde es más fuerte el olvido de Dios y la confusión humana.

Para que esto suceda, debemos permanecer en Cristo resucitado y en su amor, como hemos recordado la primera carta de Juan: "El que permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él" (1 Jn 4, , 16). Jesús lo repitió en diversas ocasiones a sus seguidores: "Permaneced en mí ... Permaneced en mi amor" (Jn 15: 4,9).

Este es el secreto de los santos: permanecer en Cristo, unidos a Él como el sarmiento a la vid, para dar mucho fruto (cf. Jn 15, 1-8). Y este fruto no es otro que el amor. Este amor brilla en el testimonio de la hermana Jeanne Emilie de Villeneuve, quien dedicó su vida a Dios ya los pobres, los enfermos, los presos, explotados, convirtiéndose para ellos y para todos signo concreto del amor misericordioso del Señor.

La relación con Jesús resucitado es la "atmósfera" en la cual vive el cristiano y en la que se encuentra la fuerza para permanecer fiel al Evangelio, incluso en medio de obstáculos e incomprensiones.

"Permanecer en el amor": Sor María Cristina Brando también lo hizo. Ella fue completamente conquistada por el amor ardiente del Señor; y de la oración, del encuentro corazón a corazón con Jesús resucitado, presente en la Eucaristía. De allí recibió la fuerza para soportar el sufrimiento y donarse como pan partido a muchas personas lejanas de Dios y hambrientas del amor verdadero .

Un aspecto esencial del testimonio del Señor Resucitado es la unidad entre nosotros, sus discípulos, como la que existe entre Él y el Padre. Y la oración de Jesús en la víspera de su pasión ha resonado hoy en el Evangelio: "Que sean una sola cosa como nosotros" (Jn 17, 11).

De este eterno amor entre el Padre y el Hijo, que se extiende en nosotros por el Espíritu Santo (cf. Rm 5, 5), toma fuerza nuestra misión y nuestra comunión fraterna; de allí nace siempre nuevamente la alegría de seguir al Señor en el camino de su pobreza, de su virginidad y obediencia; y ese mismo amor llama a cultivar la oración contemplativa.

Sor Marie Baouardy lo ha experimentado de manera eminente, y aunque humilde y analfabeta, sabía cómo dar consejos y explicaciones teológicas con gran claridad, fruto del diálogo continuo con el Espíritu Santo. La docilidad al Espíritu Santo la ha convertido en instrumento de encuentro y comunión con el mundo musulmán. Así también Sor María Alphonsine Danil Ghattas ha entendido bien lo que significa irradiar el amor de Dios en el apostolado, convirtiéndose en testigo de mansedumbre y unidad. Ella nos ofrece un claro ejemplo de la importancia de volvernos responsables los unos de los otros, de vivir uno al servicio de los otros.

Permanecer en Dios y en su amor, para anunciar con la palabra y con la vida la resurrección de Jesús, siendo testigos de unidad entre nosotros y de caridad hacia todos. Esto hicieron las cuatro santas hoy proclamadas.

Su brillante ejemplo también nos interroga sobre nuestra vida cristiana: ¿Cómo soy testigo del Cristo resucitado?, es una pregunta que debemos hacernos. ¿Cómo permanezco en él, ¿cómo vivo en su amor?, ¿soy capaz de "sembrar" en la familia, en el trabajo, en mi comunidad, la semilla de esta unidad que él nos dio, haciéndonos participar en la vida trinitaria?

Al regresar a casa, llevemos con nosotros la alegría de este encuentro con el Señor resucitado; cultivemos en el corazón el compromiso de permanecer en el amor de Dios, permaneciendo unidos a Él y entre nosotros, y siguiendo los pasos de estas cuatro mujeres, modelos de santidad, que la Iglesia nos invita a imitar.

- Para ver la Ceremonia de Canonización del domingo de la Ascensión del Señor, donde se canoniza entre las nuevas 4 santas a Jeanne Emilie de Villeneuve INGRESE AQUÍ.